Zona Rosa
Dejar un comentario

ÉRASE UNA VEZ

ÉRASE UNA VEZ

Dirección: Al lado de la bagatelle de la 82 con 9.  Sobre la novena.

Zona: Zona Rosa

Fecha de visita: Septiembre 2013

Érase una Vez es un sitio para tomar onces, es pequeño y está casi escondido, pero cuando uno lo encuentra, se enamora sin saber nada. En el sitio también venden antigüedades y al lado queda una librería, así que usted puede ir a tomarse un café, comerse un brownie, comprarle un florero antiguo al papá y un buen libro a la mamá.

Precio: $

Tres personas comen un sánduche y bebidas cada una y un postre entre las tres, por 30.000

Ambiente: El es lo más lindo y fue lo que nos llamó la atención desde afuera, es como una casa de cuento de hadas, esta lleno de enredaderas con enredaderas de luces y árboles que salen del piso del lugar, eso nos pareció lindo, por que no los cortaron, sino que adecuaron el ambiente a ellos, salen del piso y vuelven a salir por el techo.  Sólo hay un ambiente, es una terraza pequeña con mesas de hierro forjado con sombrillas.

Servicio: Es complicado porque la vendedora del anticuario es también la mesera y la cocinera de la cafetería. Se boleó con la preparación de los tres sánduches, le tocó dejar de vender antigüedades y todo.

Comida:  En el lugar hay muy pocas opciones, por el lado salado únicamente hay sánduches y de un sólo tipo (jamón y queso) y por el lado de cosas dulces hay brownies tradicionales, brownies de canela, torta de chocolate y torta de naranja.

Como íbamos a almorzar pedimos los sánduches que vienen con una gaseosa o jugo y unas papas de paquete. Los sánduches eran de jamón y queso de mercado familiar y salsa rosada, no hay propuesta en los ingredientes, eran muy simples y el pan era pan blandito pero duro, valdría la pena tener dos tipos de sánduche con algún ingrediente o salsa que les diera más gracia, también sería lindo que sacaran las papas del paquete y las pusieran al lado del sánduche, sale igual de caro y se vería mejor. De sabor estamos divididas, a una igual le pareció que aguantaba, a la otra le pareció feo, toca que prueben.

El brownie estaba rico, pedimos el clásico de chocolate pero nos quedamos con ganas del de canela, una lástima no haberle tomado foto, nos lo comimos sin pensar.

Es una cafetería muy muy linda con potencial, en la que uno se siente en Hansel y Gretel y seguro regresaremos por unas onces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s